Archivo de la etiqueta: Felipe Cazals

Nomen Liber: Las muertas, Jorge Ibargüengoitia

Un libro publicado en 1977, en el que se expone de forma clara el talento mexicano para lograr que los hechos y actos aberrantes, sean transformados en situaciones que pueden ser explicadas con un toque de simpleza, sin tener que disminuir su alcance e importancia, otorgándoles de cierto toque de burla y hasta de resignación.

Ibargüengoitia se inspiró en un hecho real, ocurrido en los años 60 en México, en donde un grupo de tres hermanas de apellido González Valenzuela, secuestraban en la zona del Bajío, a niñas y mujeres a base de engaños y simulaciones para obligarlas a ejercer la prostitución en sus burdeles y llevarlas a hacer con ellas actos de suma crueldad. La novela también se adaptó al teatro, bajo la dirección de Luis Martin Solís y fue presentada en el Teatro Juárez en octubre del año 2020.

También se llevó al cine “Las poquianchis”, película dirigida por Felipe Cazals, con las actuaciones de Diana Bracho y Pilar Pellicer en 1976. Cazals en ese mismo año dirigió a su vez las películas «El apando» y «Canoa». El guion fue hecho por Tomás Pérez Turrent, con la adaptación de Xavier Robles. Aunque se tiende a creer que la película está inspirada en el libro de Jorge Ibargüengoitia, la película solo tiene en común, el hecho de haberse inspirado en el mismo horrible caso.

Sigue leyendo

2 comentarios

Archivado bajo Cultura, Editoriales, España, Guanajuato, Historia, libros, Literatura, México, Narrativa, Nomen Liber

Anotaciones de la Semana No. 16

Anotaciones de la Semana No. 16

Primera semana de diciembre 2020

Fin de los outsourcing plantea el fin de Cultura Comunitaria

La determinación del gobierno federal de acabar con las subcontrataciones de trabajadores que se hacen a través del mecanismo de outsourcing, traerá serias repercusiones en específico para el sector de la cultura y el arte. Uno de los programas estrella de la presente administración: «Cultura Comunitaria”, podría ser inviable, puesto que opera a través de la subcontratación. Incluso, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ordenó que para el 2021 no se podrán hacer contrataciones de prestadores de servicios técnicos y profesionales, es decir, “Subcontratación de Servicios con Terceros”. Además, los prestadores de servicios que tienen una relación de subordinación, podrían estar en su derecho de exigir una relación laboral con la Secretaría de Cultura.

Cultura comunitaria de la Secretaría de Cultura

El propio presidente Andrés Manuel López Obrador, fue muy claro: los contratos de outsourcing que se tengan en la administración pública federal se terminarán. Con esto, el programa consentido de la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, tiene sus días contados. Ya que solo tendrá dos caminos: asimilar a los agentes culturales que son con contratados a través de la figura del outsourcing o bien, dar por finalizado el programa. El caso de la Secretaría de Cultura es muy similar al que tienen muchas de las empresas en México. Las cuales deben tener una rentabilidad derivada del número de personas que tienen contratadas, de modo que, para tener control, subcontratan servicios a través de terceros. Se atiende el que quizá es un problema, pero se generarán muchos otros. 

Casa Rivas Mercado testigo de la historia en CDMX

La familia Rivas Mercado forma parte de la vida cultural y artística de México, esto es un hecho y en particular de la Ciudad de México. Antonieta y su padre dejaron marcadas huellas en diversos esfuerzos y obras, que van desde el apoyo en sus inicios a Diego Rivera, la fundación de la Orquesta Sinfónica Nacional después del paso de la Revolución y hasta lo que es hoy su casa familiar, ubicada en la calle Héroes 45, en la colonia Guerrero, en la Ciudad de México, en la que don Antonio diseñó la Columna de la Independencia

Mediante fotos y cartas de Antonieta Rivas Mercado dirigidas a personalidades como Alfonso Reyes y José Vasconcelos, el libro “La casa Rivas Mercado, una historia detrás de la historia”, de la socióloga y promotora cultural, Ana Lilia Cepeda, revela aspectos poco conocidos de la familia, así como de la emblemática vivienda: un recorrido que abarca desde 1853, cuando nace el arquitecto Antonio Rivas Mercado, hasta que se logra la restauración del inmueble en 2017. La propia autora, quien ha coordinado los trabajos de rehabilitación del inmueble, señaló que está por iniciarse la segunda etapa de la recuperación a partir de diciembre de este año. A través de la investigación y contacto con varios personajes involucrados con la propiedad, se lograron corregir algunos detalles desconocidos sobre su historia. Con más de mil 570 metros cuadrados de construcción, la propiedad pertenece al gobierno de la Ciudad de México, aunque está en comodato desde 2006 con la Fundación Conmemoraciones

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Arqueología, Arquitectura, Arte, Artes Visuales, Ciudad de México, Cultura, Diciembre, Editoriales, Historia, Literatura, México, Museos, Turismo Cultural