Cine Extra: Cry Macho

Por Alberto Rojas Eguiluz @albertodre

Razones para admirar a Clint Eastwood sobran. Sus más de 65 años como actor y 50 como director —los cuales ha coronado con dos Oscares a Mejor Director (Por las cintas «Unforgiven» 1992 y «Million Dollar Baby» 2004)—, solo podrían ser comparados con la trayectoria de Woody Allen entre los cineastas vivos (ambos norteamericanos, el primero en San Francisco, California y el segundo en Brooklyn, Nueva York), pero tal vez sus mayores méritos, sean que a los 91 años de edad, siga realizando películas que el público y la crítica esperen con interés y su autoría tan prolífica que lo ha llevado a filmar ocho filmes en los últimos 10 años.

Su última entrega, titulada Cry Macho, cuenta la historia de Mike Milo, una exestrella de rodeo y criador de caballos que ha visto pasar sus mejores años. Un día, su antiguo patrón y amigo, al que le debe muchos favores, le pide ir a México a rescatar a su hijo Rafo de su madre alcohólica para llevarlo a Texas con él. 

Sin muchas opciones para escoger, Milo acepta pensando que la tarea será fácil, pero al llegar a México se topa con que la madre, aunque no atiende al niño, tampoco está dispuesta a dejarlo ir con su padre, y va a utilizar la fuerza para retenerlo; y por otro lado, ve que Rafo vive en las calles sosteniéndose de las ganancias que le da Macho, su gallo de pelea, que es prácticamente su única familia. 

Cry Macho es una road movie donde Milo y Rafo van conectando de manera muy peculiar, pero lo más extraño para ser una película de Clint Eastwood, es que lo hacen de una manera dulce y sin muchos obstáculos. 

El problema evidente de Cry Macho 2021, es la falta de actuaciones sólidas, algo que era un común denominador en el cine de Eastwood. Si bien, el papel de Milo se antojaba para un actor al que aún se le notara la fuerza como para derribar a alguien de un puñetazo, como sucede en una de las escenas, Eastwood lo saca a flote con una vulnerabilidad que pocas veces se le había visto; Eduardo Minett (sí, el mismo del programa de televisión abierta en México La Rosa de Guadalupe) debuta en Hollywood con un papel que era demasiado complejo y que por momentos, le queda grande. Lo mismo se puede decir de buena parte del elenco, que entrega actuaciones simplonas de personajes que no se animan romper los estereotipos de ambos lados de la frontera. Figuran los actores: Daniel V. Graulau, Alexandra Ruddy, Sebestien Soliz, Horacio García Rojas, Iván Hernández y Fernanda Urrejola.

Clint Eastwood (Mike Milo) y Eduardo Minett (Rafo).

Pero la mayor carencia de Cry Macho es el ritmo. Es cierto que no todas las películas de Clint Eastwood se distinguen por ritmos trepidantes, pero esta tenía todos los elementos para que no cayera en los baches en los que se atora por momentos. 

Clint Eastwood hizo carrera como actor en Hollywood interpretando a tipos duros, como Harry “El sucio” o vaqueros del estilo de -Blondie- en El bueno, el malo y el feo, pero en el ocaso de su carrera, ha optado por alejarse de ese concepto de macho imperturbable, y esta última entrega, aunque está lejos de su cine más memorable, es el la mejor muestra de eso.

Cine Extra: Bob Ross, casualidades, traiciones y avaricia

Cine Extra: Todo va a estar bien

Cine Extra: Historia de un actor

Búscanos en Instagram @anotarte.mx

anotartemx@gmail.com

Deja un comentario

Archivado bajo Cine, Cine-xtra, Estados Unidos, México, septiembre

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s