Cine Extra: Bob Ross, casualidades, traiciones y avaricia

Por Alberto Rojas Eguiluz @albertodre

Cuando se estrena un documental acerca de Bob Ross, la primera idea que viene a la mente es ¿cómo fue que el instructor de arte más famoso del mundo, desarrolló su técnica al grado de poder hacer un paisaje detallado en solo 30 minutos?

Pero de eso no trata esta historia. Si bien, se llega a tocar el tema de manera fugaz, el director Joshue Rofé, que produjo también las miniseries documentales: Sasquatch (2021) y Lorena (2019), se centra más a la oscura relación que tuvo el pintor nacido en Florida, Estados Unidos, con sus socios, el matrimonio Kowalski.

Una de las intenciones genuinas de Bob Ross con su programa de televisión, era poder ayudar a la gente que se sentía triste y deprimida a que se salvara por medio de la pintura, y justo una de esas personas fue Anette Kowalski, quien superó así la pérdida de su hijo. Lo que comenzó como una relación de muchísima estima, se convirtió después en un negocio propuesto por Anette y su esposo para comercializar la imagen de Ross.

En la actualidad, los sobrevivientes legítimos de la familia del pintor no han visto un centavo de dicha comercialización, pues los Kowalski se quedaron con los derechos de explotación de su nombre e imagen. El programa “El placer de pintar” se emitió entre 1983 y 1994 por la televisora pública PBS en Estados Unidos, y también tuvo emisiones en Canadá, América Latina y Europa.

Más allá de esta triste historia de traición y ambición, Rofé logró retratar al verdadero Bob Ross a través de los testimonios de su hijo Steve, quien solía salir ocasionalmente pintando en el programa de su padre, y de otros personajes allegados a él, quienes confiesan que no había mucha diferencia entre el Bob Ross que pintaba cuadros frente a la cámara y el hombre de familia, salvo por la peluca afro que usaba en su programa y el tono de voz, que pretendía ser relajante para su público, formado principalmente por mujeres.

Steve Ross, hijo de Bob.

Ross fue diagnosticado con linfoma a principios de 1990, lo que finalmente forzó su retiro del programa de TV, cuyo último episodio se emitió el 17 de mayo de 1994. Murió a la edad de 52 años el 4 de julio de 1995, en New Smyrna Beach, Florida.

Acerca de todos los cuadros pintados en el programa de televisión:

La mayoría las doné a las estaciones PBS a lo largo del país, quienes las subastaron y fueron felices con el dinero que ganaron”.

Bob Ross

Bob Ross: casualidades, traiciones y avaricia es uno de los documentales estrella producidos por Netflix y con justa razón, pues logra contar la historia detrás de uno de los pintores más conocidos del siglo XX de una forma ágil e interesante.

Cine Extra: Todo va a estar bien

Cine Extra: Historia de un actor

Búscanos en Instagram @anotarte.mx

anotartemx@gmail.com

2 comentarios

Archivado bajo Arte, Artes Visuales, Cine, Cine-xtra, Cultura, Estados Unidos, México, Pintura, septiembre, Televisión

2 Respuestas a “Cine Extra: Bob Ross, casualidades, traiciones y avaricia

  1. Liliana Bretón

    Gracias por esta reseña. Sabía que se estrenaría y con este texto me entero de que ya lo podemos ver y de que las nubes felices no lo eran tanto. Muchos saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s