Museo de Arte Carrillo Gil, propuestas de arte visual para diferentes públicos

El Museo de Arte Carrillo Gil (MACG) localizado al sur del la Ciudad de México, en la zona de San Angel, ha abierto un conjunto de exposiciones que contribuyen a la investigación y exhibición de su propia colección, así como a difundir nuevas expresiones que tienen que ver más con corrientes de arte contemporáneo.

La primera exhibición se títula Alegorías del mal gobierno, una lectura de la colección del MACG curada por el cineasta norteamericano Jesse Lerner; Tiempo compartido, que reúne a los colectivos: Entre minas, Palmera Ardiendo e Invasorix; Adpocalypse, del artista brasileño Lucas Lugarinho, y la intervención que Israel Urmeer realizó sobre la valla exterior del recinto: ¡Pop sin azúcar! El valle encantado. De esta forma y con estas variadas aperturas, el MACG ofrece una imagen resiliente y vital de las artes visuales a favor de sus diversos públicos.

Caín en los Estados Unidos” David Alfaro Siquieros, 1947.
Alegorías del mal gobierno MACG, 2021

Alegorías del mal gobierno

Exposición que estará abierta hasta el 22 de mayo de 2022, se enmarca en el programa MACG Colección presentado en el primer piso del museo; desarrollada por el curador norteamericano invitado Jesse Lerner, académico, cineasta y escritor, cuya obra fílmica ha participado en festivales internacionales de cine. Esta muestra que se planeó en el año 2019 para presentarse en su momento en el 2020, toma como punto de partida la conocida pintura mural Alegoría del buen y el mal gobierno, la cual se encuentra en el palacio municipal de Siena, Italia, hecha por Ambrogio Lorenzetti artista representante del gótico italiano, en el siglo XIV.

Alegoría del mal gobierno” 1338, Ambrogio Lorenzetti, Siena Italia.

La temática mundana de esta obra prerrenacentista, resultó única en su tipo en aquel contexto, y época, significando un cambio dentro del sistema de representación en el arte. Se trató de una crítica al gobierno en turno, por medio de distintas figuras religiosas que encarnaban a los vicios y virtudes humanas. El mural se compone de dos secciones: la primera presenta al gobierno como el bien común, con imágenes sobre la paz, la concordia, la generosidad y la justicia; en la segunda se transforma en un monstruo de cabeza cornuda, rodeado de escenas que representan la tiranía, la avaricia, el fraude, el conflicto y otros vicios. Esta pieza está en el Salón de los Nueve o salón del Consejo, del palacio Municipal de Siena, trabajada entre los años 1338 y 1339.

Según Lerner, quien imparte clases en la Universidad de California “la idea rectora en la exposición, no es utilizar el arte como ilustración documental, ni como instrumento de transformación social, sino para crear una serie de alegorías visuales sobre cuestiones políticas urgentes. Si los artistas nos ayudan a entender mejor las dinámicas detrás de tales problemas, estaremos en una mejor posición para transformarnos, para evitar repetir los errores del pasado. Ambrogio y Pietro Lorenzetti murieron a causa de la peste negra en 1348. La muestra parte de un mural producido en un contexto lejano para revisar la colección permanente del museo, otra vez durante una pandemia terrorífica. Son momentos en los que el buen gobierno se vuelve cada vez más necesario”.

Exposición Alegorías del mal gobierno. Foto cortesía MACG, 2021.

“La idea de la exposición no es ilustrar la idea per sé de mal gobierno, sino permitir que las obras que la forman funcionen como una -alegoría- que haga reflexionar al visitante sobre temas de violencia, problemáticas políticas urgentes, pensando que esto permita situar al espectador en una posición de transformación y entender qué es mal gobierno y sus múltiples repercusiones.

Isabel Sonderéguer, historiadora del arte. Asistente curatorial del MACG.

Esta exposición esta integrada por obras de arte moderno y contemporáneo de la colección del MACG, así como de los acervos del Museo de Arte Moderno, Fundació Josep Renau, Fundación Televisa y Colección CIAC (Colección Isabel y Agustín Coppel), María y Héctor García, e incluye obra de los artistas Adela Goldbard, Bernard Faucon, Bruno Varela, Cannon Bernáldez, Carlos Amorales, Daniel Joseph Martínez, David Alfaro Siqueiros, Edgardo Aragón, Eduardo Menz, Fernando Castro Pacheco, Gloria Camiruaga, José Clemente Orozco, Josep Renau, Karina Juárez, Kati Horna, Lázaro Blanco, León Ferrari, Miguel Calderón, Teresa Margolles, del colectivo Los Ingrávidos, así como de la agencia Associated Press.

Foto cortesía MACG, 2021

La pieza de José Clemente Orozco “El Tírano” de 1947, realizada en los últimos años de vida del pintor, puede relacionarse con las obras “Nación pequeña” y “Pomada y perfume” (1946), ambos pertenecientes a la colección del Museo de Arte Carrillo Gil. En estas tres obras, el pintor denuncia la brutalidad y el terrorismo militarista.

Las figuras militares son mostradas como dictadores, oprimiendo a las figuras sin rostro que se encuentran a sus pies. En su producción de estos años, Orozco plasma sus preocupaciones por el fascismo y la violencia institucionalizada que surgieron a raíz de la Segunda Guerra Mundial. Con esto, realiza una crítica severa al poder, al militarismo mundial y a la corrupción política que se relacionaba con la tiranía.

José Clemente Orozco, “El Tirano” 1947. Col. Museo de Arte Moderno INBAL.

“Muchas de las piezas tanto de la colección del MACG, como los préstamos, fueron muy importantes en su fecha de aparición y tocan temas muy específicos de México que siguen repercutiendo hasta la fecha. En esta exhibición no se representa nada sobre el concepto de -Buen Gobierno-, como lo contrastaron los hermanos Lorenzetti en Siena. En mi punto de vista, Lerner tiene el propósito de hacer la pregunta: ¿En dónde está el buen gobierno? ¿Dónde lo encontramos? dando a entender veladamente, que es urgente un buen gobierno y que no aparece por ningún lado”, señala Sonderéguer.

Para Mauricio Marcin, curador en jefe del MACG, Alegorías del mal gobierno, propone una serie de imágenes heterogéneas que, por partida doble, figura la violencia social e indaga en las causas de las problemáticas ante las que sucumbe el presente. “La exhibición resalta el carácter político de las obras y las pone en diálogo con el cine. Plantea el surgimiento de otra era y nos invita a un horizonte que contempla la posibilidad apocalíptica: las ideas que produce esta actualidad son espejo de sus sueños y sus miedos”.

Collage y relecturas del biblia. León Ferrari, 1988. Foto cortesía MACG, 2021

“Lerner por ser especialista en temas cinematográficos, logró también agregar a esta muestra piezas de fotografía, video y carteles que tocan temas específicos de México. Piezas que traen en su ADN la construcción de la violencia y el miedo. También las piezas de Josep Renau tocan los problemas del imperialismo estadounidense de los años 50 y 60 del Siglo 20. La diversidad de formatos de las piezas enriquecen mucho el discurso curatorial, funcionando muy bien como alegorías del mal gobierno, y ayudan a reflexionar sobre la temática para hacerse más preguntas”.

Isabel Sonderéguer.

Arte contemporáneo con nuevas voces y rostros

Para la segunda temporada de Tiempo compartido, que forma parte del programa MACG Actual, el museo invitó a los colectivos: Entre minas, Invasorix y Palmera Ardiendo, los cuales ocuparán la sala como espacio de trabajo, taller o estudio. Este proyecto, que nació como experimento en el marco de la contingencia sanitaria por COVID, busca acercar al público a los procesos artísticos desde su concepción y no sólo a través de los objetos terminados, exhibidos y auráticos.

Colectivo Entre Minas. Tiempo Compartido. Foto cortesía MACG, 2021

“A través de las actividades que hemos estado realizando en línea durante estos meses, en el MACG empezamos a reflexionar sobre qué se podría hacer y cuál es el papel que podíamos tener los curadores y el museo, y se ideó un espacio de colaboración y sinergía entre artistas/colectivos, que permitiera ofrecer un lugar de trabajo para continuar el trabajo de algunos proyectos en curso, y que a la vez hubiera un contacto con el equipo curatorial y las demás áreas del propio museo y también entre ellos mismos, para que vayan generando dinámicas de colaboración”

Comenta Isabel Sonderéguer.
Foto cortesía MACG, 2021

La primera temporada de Tiempo Compartido se llevó a cabo en marzo de 2021, participando los colectivos artísticos RRD, Casei Shirota y Nohacernada.org durante 3 meses, con una serie de actividades y diversos talleres. Organizando también una exposición de artistas jóvenes.

“Este espacio ha sido exclusivo para colectivos de artistas, para reflexionar sobre cómo se habita el espacio del museo y visibilizar procesos, creación de diálogos, llevando al público visitante a que participara y fuera parte de la exposición de cierta manera. Pudiendo platicar con el artista durante la creación de una pieza. Con un ambiente más dinámico, logrando ser un espacio vivo que cambia todos los días, se va transformando, se renuevan las piezas colgadas en las paredes, y cada visita es distinto. Con espacios compartidos para pensar sobre las prácticas artísticas, el papel del arte, el papel del museo. Cómo tejer nuevas redes colaborativas, cómo plantearse el trabajo para la creación”

Isabel Sonderéguer
Invasorix, Tiempo compartido. Foto cortesía MACG, 2021

Ahora, para agosto-septiembre, participan Entre minas, que es una red de apoyo de creadoras que surge en 2017, en la cual convergen distintas voces e interacciones, con el objetivo de visibilizar y dar a conocer la práctica artística de las mujeres creadoras. Invasorix es un grupo de trabajo feminista queer/cuir que produce canciones, videoclips, publicaciones DIY (hágalo usted mismo), lecturas de tarot y presentaciones performáticas. Palmera Ardiendo es una agrupación independiente, autónoma y autogestiva nacida en 2019, que busca ocupar, activar y retomar la ciudad de Cuernavaca, Morelos, y sus espacios culturales.

“A la llegada de Tatiana Cuevas a la dirección del MACG, se planteó un nuevo esquema de diálogo en el Museo, y cada piso a través de las rampas, se transforma en una capa de tiempo. En el primer piso está MACG Colección, con arte moderno, el segundo piso MACG Bordes, presentando las propuestas y bordes entre arte moderno y contemporáneo que pueden ser o no de la colección del Museo y el tercer piso que es MACG actual, está centrado en arte contemporáneo y dentro de éste, hay un espacio más pequeño que es MACG Presenta

Precisa Isabel Sonderéguer
Colectivo Palmera Ardiendo, Tiempo Compartido. Foto cortesía MACG, 2021

En MACG Presenta -espacio dedicado a propuestas de creadores menores de 30 años-, Lucas Lugarinho (Río de Janeiro, Brasil, 1992, con residencia en la Ciudad de México) muestra una pintura y una videoinstalación con el título Adpocalypse que, bajo la curaduría de Tomás Pérez, invita a reflexionar sobre el fenómeno propagandístico de la imagen y su inherente vinculación con el arte. La palabra, a manera de juego, se compone de dos vocablos: “ad”, que proviene de advertise— que significa “anunciar” en inglés— y “apocalypse” (apocalipsis). El término se usó para nombrar la acción de abandonar la plataforma de video YouTube por parte de grandes marcas que ahí se anunciaban, al no estar de acuerdo en los contenidos con los que se podrían vincular.

ADpocalypse, Lucas Lugarinho. Foto cortesía MACG, 2021.

Toda la propuesta es bajo el tema del consumo de las imágenes y su transformación a partir de la publicidad o de intenciones ideológicas. El arte siempre ha tenido una línea publicitaria, es innegable. Se logra la reflexión del arte y la imagen y cómo se va transformando la imagen a partir de la publicidad.

Foto cortesía MACG, 2021.

En la línea curatorial MACG Valla, espacio exterior  del  museo  que  funciona  como  membrana comunicante con los transeúntes de las avenidas Revolución y Desierto de los leones, ofrece la intervención de Israel Urmeer (Ciudad de México, 1990): ¡Pop, sin azúcar! El valle encantado. Este joven artista que forma parte del colectivo Biquini Wax, cuenta con todo un imaginario que surge de la cultura pop, del comic, el manga, de las series de Netflix, de las caricaturas, etc.

Esta intervención artística, se trata de una pintura digital concebida inicialmente en un dispositivo electrónico portátil y luego impresa en vinil, para montarse sobre una superficie de dimensión mural.  La  pieza  muestra  un  paisaje:  el  Valle de México alterado por el crecimiento urbano y el impacto de empresas transnacionales.

“Pop, sin azúcar” Israel Urmeer. MACG Vallas. Foto cortesía MACG, 2021

“Urmeer hace toda una reflexión sobre el paisaje a partir del paisaje del Siglo XIX, donde se construye una idea nacionalista del territorio, aunada a una idea de progreso, donde comenzaba a haber trenes y las vías de comunicación se iban modificando y ampliando a lo largo del territorio y eso se relaciona un poco hoy, con las grandes empresas de consumo masivo. Todo este planteamiento, es a partir de que se encuentra unos videos grabados de los volcanes Popocatépetl y el Iztaccihuatl, donde las 24 horas del día se mantienen monitoreados y las personas pueden verlos de forma remota en YouTube, planteado una relación entre el control tecnológico y el territorio. El nombre de “Pop, sin azúcar” proviene de mostrar el lado oscuro, el “upside down” haciendo referencia a una serie de Netflix. Mostrando la cara oculta de los colores tan vivos que tiene la Cultura pop, pero que ocultan todo un tema de explotación de territorio, explotación laboral y apropiación de ciertos elementos”

Nos comparte Isabel Sonderéguer, quien es responsable de este proyecto en específico.

Estas tres exposiciones (Tiempo Compartido, ADpocalypse, Pop, sin azúcar) estarán abiertas hasta el 14 de noviembre de 2021.

Asimismo, el museo estrena página web (www.museodeartecarrillogil.com) con un diseño dinámico y sencillo que integra la identidad gráfica del recinto y las rampas, elemento icónico de la arquitectura del edificio. En el sitio, el usuario podrá encontrar la colección en línea, la oferta de exposiciones, las actividades desarrolladas por MACG Educación con recursos digitales, los contenidos de la sección MACG Virtual y la sección de Comunidad MACG, a la que el público podrá sumarse. El diseño estuvo a cargo de Aura Cultura y Alucina Studio y fue posible gracias al apoyo de la Asociación de Amigos del MACG.

Por otra parte, continúan los proyectos El cántaro roto de Carmen Boullosa, en el espacio de la librería y Tlacuilo MACG de Pedro Reyes, en la planta baja del museo, en el área del centro de Investigación, que por temas de COVID no se están usando, abiertas hasta el 27 marzo de 2022 gracias al apoyo del estímulo fiscal Efiartes y de la Asociación de Amigos del Museo de Arte Carrillo Gil (AAMACG).

*Animales de compañía, vistos a través de los ojos del arte en Museo Nacional de San Carlos

Búscanos en Instagram @anotarte.mx

anotartemx@gmail.com

Deja un comentario

Archivado bajo Arte, Artes Visuales, Ciudad de México, Cultura, Exposición, Historia del Arte, México, Museos, Pintura, septiembre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s