Museo de la Ciudad de México recibe exposición de Ricardo Martínez

México, D.F.- Para lograr exhibir la exposición de Ricardo Martínez en el Museo de la Ciudad de México, fueron necesarias tres circunstancias: un museo con una tecnología capaz de albergar su obra, que requiere condiciones especiales para su exhibición; la suerte de que este museo sea acogido por un edificio colonial, cuyos espacios y altura le permiten lucir en su exacta dimensión esta obra, y haber hecho coincidir la voluntad de instituciones culturales, coleccionistas y fundaciones e instituciones bancarias, así como de los familiares y herederos del artista.

Ayer en la noche se inauguró al público la mayor retrospectiva de este mexicano internacional, que por primera vez reúne 126 obras suyas, entre óleos, bocetos y documentos, a los que se suman otros materiales, como 50 piezas prehispánicas que pertenecieron a su colección.

Sobre la obra de Martínez, la titular de Cultura capitalina, Elena Cepeda, sostuvo que en sus cuadros es posible apreciar a mujeres y hombres gigantes que se entrelazan en espacios a contraluz o, como escribió el poeta Bonifaz Nuño: “Ricardo Martínez exploró pacientemente en las sombras; rastreó la fuente de la luz; hasta que la encontró, e hizo que la luz saltará de lo profundo, pura como en el primer día del Génesis”.

Más notas de Pintura, Distrito Federal y Exposiciones

A los presentes en el Museo de la Ciudad de México les informó que se tiene contemplada  la creación del Centro Cultural Ricardo Martínez, con el objetivo de presentar a todo el público  la obra del artista, por lo que en el recinto es posible la maqueta de lo que será el Centro Cultural Ricardo Martínez, que estará ubicado frente al Hemiciclo a Juárez, donde antes estaba el Cine Variedades.

También presente en la inauguración de la exposición, Cristina Faesler, directora del Museo de la Ciudad de México, expuso que existen muchas maneras de preguntarnos quiénes somos; qué significa vivir en este país; cuáles son los rasgos que nos definen, o en qué medida compartimos realmente una misma identidad, pero con sus obras Ricardo Martínez produjo una contribución importantísima a responder estas preguntas, ya que sabía mirar el mundo con una penetración casi milagrosa y sabía plasmar sus hallazgos más profundos en la superficie de los lienzos.

Añadió que, en consecuencia,  combinaba, como pocos, la intuición de artista y el oficio del experto en el grado más alto, por lo que, quienes recorran la exposición, podrán volver a hacerse esas preguntas y respondérselas de una manera totalmente nueva.

Noche de gratitud, primero la secretaria de Cultura, Elena Cepeda, y luego la directora del Museo, Cristina Faesler, agradecieron la presencia de Zarina Martínez y de Pablo Martínez quienes, “han sido  muy generosos por compartir  su talento y tiempo con el equipo del Museo de la Ciudad de México”, así como la coordinación de grandes instituciones culturales del  país,  como el CONACULTA y la UNAM, así como la Fundación Ricardo Martínez, el Instituto Nacional de Antropología e Historia, el patrocinio del banco HSBC y todos los coleccionistas que prestaron piezas al Museo de la  Ciudad de México.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Arte, Ciudad de México, Exposición, Julio, México, Museos, Pintura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s