Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México al lado de Mozart, Brahms y Wagner

México, D.F.- José Luis Castillo, uno de los directores y compositores más destacados y activos en el panorama musical americano, estará al frente de la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México en el Programa 3 de su Temporada de Conciertos 2011, Invierno. En los recitales de este fin de semana, se interpretará la Obertura de la ópera Rienzi, de Richard Wagner;  el Concierto para piano y orquesta No. 25, de Wolfgang Amadeus Mozart, y la Sinfonía No. 4, de Johannes Brahms. En este programa también participará el maestro Jorge Federico Osorio, uno de los pianistas mexicanos más aclamados.

José Luis Castillo, afincado en México desde 1997, este notable director nació en Valencia, España donde inició los estudios de composición, análisis y dirección de orquesta para continuarlos en Salzburgo, Luxemburgo y París. Su doble faceta de director y compositor le ha permitido ser considerado como uno de los especialistas en el repertorio de la segunda mitad del siglo XX hasta nuestros días. Ha dirigido el estreno mundial de más de un centenar de obras, además de ser director musical de la Camerata de las Américas desde 2001, a la vez que ha dirigido en Austria, Alemania, Argentina, Canadá, España, Estados Unidos, Italia, Japón, Lituania, México y parte de Latinoamérica.

Jorge Federico Osorio es uno de los más eminentes pianistas de nuestros tiempos, e internacionalmente aclamado por su maestría y dominio absoluto del instrumento. Además de presentarse regularmente con las principales orquestas de su país, ha tocado con gran número de las mejores orquestas del mundo, bajo la batuta de distinguidos directores. Ha recibido varios premios internacionales, incluyendo el Concurso Internacional de Piano de Rhode Island y el Premio Gina Bachauer de la Sinfónica de Dallas. Ha sido también, director artístico del Festival Brahms en México, ha colaborado con el Cuarteto de Moscú, el Cuartero Tel Aviv, el Cuarteto Ruso-Americano, y los violinistas Henryk Szeryng, Mayumi Fujikawa y Ani Kavafian, así como con el  cellista Richard Markson.

Concierto para piano y orquesta No. 25
El 4 de diciembre de 1786, Mozart escribió la fecha en la que daba por terminado este Concierto para piano y, apenas dos días después, concluía la composición de su Sinfonía Praga. Estas dos obras por sí solas habrían hecho valer ese año de 1786, pero como muchos expertos dicen, ese período marcó el punto culminante de la carrera de Mozart. Y es que hacia el principio de 1786, el compositor trabaja en Las bodas de Fígaro y El empresario. En marzo compone un par de conciertos para piano, los números 23 y 24 de su catálogo, y da los últimos toques a la partitura del Fígaro. Esta obra maestra del repertorio operístico queda terminada el 7 de abril.

Sinfonía No. 4
Esta sinfonía fue compuesta entre 1884 y 1885 en Mürzzuschlag. El estreno oficial, que dirigió el mismo Brahms, fue el 25 de octubre de 1885. Los cuatro movimientos de la obra tienen como valor fundamental su solidez formal.

Estos conciertos se podrán escuchar el sábado 5 de febrero a las 6pm y el domingo 6 a las 12:30 del día, dentro de la Temporada 2011, Invierno de la OFCM, en la Sala Silvestre Revueltas del Centro Cultural Ollin Yoliztli, al sur de la ciudad de México.

*Imagen: Alejandro Barragán

Deja un comentario

Archivado bajo Ciudad de México, Cultura, México, Música

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s