Inaugurarán Faro Xipe Tótec en Centro Cultural Tlatelolco

México, D.F.- Para conmemorar el Centenario de la Universidad Nacional, el artista Thomas Glassford, nacido en 1963 en Laredo Texas,  ha realizado una instalación in situ que utiliza como soporte la torre de 22 psiso de altura del Centro Cultural Universitario Tlatelolco -hito modernista diseñado por Pedro Ramírez Vásquez para albergar a la Secretaría de Relaciones Exteriores- a un costado de la histórica Plaza de las Tres Culturas, al norte de la ciudad de México.

La ceremonia de inauguración, encabezada por el Rector de la UNAM, Dr. José Narro, de esta llamativa instalación será mañana martes 23 de noviembre a las 6.30pm en las instalaciones del Centro Cultural Tlatelolco. A la vez, abrirá sus puertas la Unidad de Vinculación Artística (UVA), la cual tendrá una propuesta educativa destinada a la práctica y la creación interdisciplinaria, a través de talleres, cursos especiales, conferencias y seminarios diversos abiertos al público en general.

En la UVA se alojará el Centro de Documentación Juan Acha, cuyo fondo reservado contiene más de 10 mil piezas documentales, del destacado maestro y teórico del arte latinoamericano de origen peruano, que reunió a lo largo de su estancia en México.

Una red intrigante, relativamente invisible durante el día, se enciende como llamas por la noche transformándose en un patrón lumínico tan complejo como la misma historia del sitio. La intervención arquitectónica de Glassford, técnica y visualmente intrincada, cubre las cuatro fachadas del edificio con un velo de diodos emisores de luz rojos y azules.

La geometría de la retícula parte de la fascinación del artista por las presunciones culturales acerca de nuevos descubrimientos: formaciones de cuasi- cristales y mosaicos a-periódicos, configuraciones que por definición carecen de simetría traslacional. “Descubiertas” recientemente por científicos occidentales – inicialmente como un enigma matemático- las formaciones de cuasi-cristales se han encontrado en la naturaleza como estructuras subatómicas cristalinas.

Acertadamente, con el título de la obra, Glassford decide venerar al dios azteca o mexica, Xipe Tótec. También llamado “Nuestro Señor el Desollado” o el “Bebedor Nocturno”. Xipe Tótec se excorió para alimentar a la humanidad, un acto que refleja el desprendimiento de la capa externa de la semilla del maíz antes de su germinación, un acto de rejuvenecimiento.

De la misma forma, cada noche durante los próximos años, esta torre asilada brillará en el paisaje urbano, denotando su nuevo uso como el Centro Cultural Tlatelolco. Así Tlatelolco se viste con una nueva piel cuyo sistema capilar resplandece para conmemorar una nueva vida como centro cultural, un faro visible desde cualquier punto estratégico del Valle de México.

Imágenes: Barry Domínguez

Thomas Glassford

 

Deja un comentario

Archivado bajo Arquitectura, Arte, Intervenciones, México, UNAM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s